Un mensaje en una botella es una conexión directa hacia el pasado. Cientos de aventuras que ocurrieron durante nuestra historia, representadas en una botella que vaga por el mar esperando ser descubierta para develar su mensaje.

En el momento en que alguien descubre que hay un mensaje oculto en sus manos, directamente, desde alguna parte del tiempo pasado, la emoción y curiosidad son inevitables. ¿Podría ser una carta de amor, una de auxilio o quizás una llena de anécdotas ocurridas en medio del océano? Muchas son las posibilidades pero el mensaje es solo uno.

Como a muy pocos les ha pasado, una familia de la ciudad de Perth en Australia, encontró un mensaje de botella que se encontraba en una playa del sudoeste de este mismo país.

La recogí pensando que se vería muy bien en mi hogar, y cuando volví al auto, notamos que dentro había una hoja antigua enrollada con una pequeña cadena, dijo Tonya Illman, quien fue la que descubrió la botella.

mensaje en la botella

El mensaje traía una fecha que databa del 12 de junio de 1886 y gracias a las coordenadas que también indicaba, se sabe que se lanzó al mar desde las costas de Australia Occidental hace 132 años.

Después de los estudios realizados al mensaje en la botella, se pudo conocer a su autor. Resulta que alrededor de 1886, el Observatorio Naval Alemán realizaba experimentos utilizando esta modalidad de mensajes embotellados para poder estudiar las corrientes oceánicas.

Increíblemente, hemos encontrado un archivo en Alemania que registra esta botella en la misma fecha y coordenadas que indica el mensaje, y fue realizado por el capitán de la embarcación de Paula, dijo el Dr. Ross Anderson, arqueólogo marítimo que revisó el caso.

El papel original con el mensaje hecho a mano, será exhibido por los siguientes años en el museo Western Australian.

comparación mensaje en botella

Este nuevo hallazgo le ha quitado el puesto a otro mensaje en la botella que era considerado el más antiguo con 108 años.

¿Cuántos mensajes ocultos en botellas quedarán todavía por ahí? Quizás el siguiente sea para ti. Presta más atención la próxima vez que vayas a la playa.

 

Créditos de imágenes: