En noviembre del 2017 se rompió un nuevo récord en una subasta organizada por la casa Christie’s con una cifra de nueve dígitos.

A través de los años se han creado obras de gran valor. Piezas tan codiciadas que algunas personas o empresas no tienen reparos en gastar cientos de millones de dólares para conseguirlas.

gioconda louvre

La Mona Lisa (Gioconda), por ejemplo, es considerada una obra de valor incalculable y no está a la venta al público pues se encuentra exhibida en el museo del Louvre en París.

Y es que Leonardo Da Vinci nos ha dejado un legado de finos trabajos en diferentes campos como pintura, escultura, planos de arquitectura, entre otros.

El cuadro subastado del que hablamos hoy es llamado «Salvator Mundi» y fue confirmado por expertos que efectivamente ha sido pintado por Leonardo.

salvator mundi

La imagen muestra a Jesús sobre un fondo oscuro con la mano derecha levantada y los dedos índice y medio entrecruzados. En la mano izquierda carga una bola de cristal. Esta pintura es considerada la Mona Lisa en versión masculina, pues el rostro de Jesús no muestra con claridad qué emoción siente.

La casa de subastas Christie’s, fundada en Londres en 1766, fue la encargada de realizar la venta del artículo considerado el más caro de la historia en su tipo.

christie's

La puja duró casi 20 minutos y empezó con un precio de $100 millones entre un público lleno de coleccionistas de arte, hombres de negocios, consejeros y periodistas.

Al final, todo se resumió entre dos participantes que desataron una batalla extraordinaria en el salón. En algún momento, las pujas pasaban de $332 millones a $350 millones en tan solo una subida. Y alrededor del minuto dieciocho, las apuestas subían de $370 millones a $400 millones. Todo el mundo aplaudió cuando Alex Rotter, co-ejecutivo de la casa de subastas Christie’s, ganó la batalla para un cliente que tenía al teléfono.

subasta davinci

Se dice que esta es la última pieza de Leonardo Da Vinci en manos de un coleccionista.

The New York Times ha investigado un poco sobre este misterioso comprador y ha llegado a afirmar que se trata de un príncipe saudí conocido como Bader que pertenece a la familia real saudí.

 

Créditos de imágenes: